7.5.14

Como agua de mayo...

Ya con la maleta casi hecha para la que será mi primera experiencia eurovisiva in situ, con los nervios del novato, a pesar de ser tan seguidor del festival y con la primera semifinal ya consumada, me dispongo a comentar algunas de las impresiones sobre este Copenhague 2014. Aún recuerdo aquellos lejanos y primeros rumores de la elección interna de Ruth Lorenzo, también recuerdo perfectamente aquella mañana allá por noviembre en la que la vida y el destino quisieron que por fin, tras largos intentos, me apareciera en esta mi pantalla de ordenador el 'está usted conectado' y pudiera conseguir una de las tan preciadas entradas para el festival. Me viene también a la mente como todos estos factores se pusieron en conjunción para que, una noche, pudiera decir aquello de 'si encima este año va la Lorenzo #muero' ya que la seguía desde su participación en el X Factor británico y aquella idea se me hacía de lo más apetecible, rollo 'no puede ser que todo esté saliendo así'. Todo lo que ha venido después es de sobra conocido por todos, por lo que no voy a centrarme en ello, pero lo cierto es que algo, llamadlo pálpito, intuición, presentimiento o lo que queráis, me dice que me voy a volver contento de Copenhague. Veo, obviamente, complicadísimo ganar, por todos los factores también de sobra conocidos, pero si las cosas son justas, estoy convencido de que nuestra candidatura debería verse recompensada por la profesionalidad del trabajo realizado hasta la fecha y como toca en el marcador de las votaciones. El segundo ensayo de Ruth Lorenzo no ha hecho sino confirmar lo que siento, con una sensación 'carne de gallina' desde que arranca esa lluvia en el escenario del Refshaleøen. Por cierto, y también a modo de premonición, agua y más agua en estos antiguos astilleros: en el himno oficial de Emelie 'Rainmaker', en la isla que le servirá de marco y en nuestro 'Dancing in the Rain'. Deja la lluvia caer... Ruth Lorenzo, lo que venga ya, no importa, tenemos una candidatura con una proyección de 12.

Voy a tratar de hacer un análisis breve, en momentos a modo de titular y en otros, más extendido.

*Mis favoritos desde que acabaran de ser elegidos todos los candidatos:
TOP3: Reino Unido, Armenia y Hungría
Las razones: Lo de Molly es un tema himno, eurovisivo, del gusto general y que no por ello renuncia a la calidad, estética a lo Hair por momentos, punto alternativo, voz original, cantante novel que es a la vez compositora, una muy posible ganadora en un año de los más complicados de predecir que recuerdo. 
Aram es el favorito de las encuestas de pago, la trayectoria de Armenia desde que participa es admirable y aún no se ha visto recompensada por el triunfo, el tema es una balada pop pero nada típica, con un refraneo repetitivo pero que va in crescendo, acompañado de una orquestación que para mí es lo mejor de la canción. Hasta ahí los pros, los contras, anoche no me emocionó lo suficiente y eso, en tres minutos de televisión, puede ser un handicap.
Para Hungría, en los contras, me remito a lo dicho para Armenia, anoche me dejó algo frío, los correteos por el escenario me marean a pesar de que la canción hable de eso, me pasa lo mismo con Emma Marrone de Italia, creo que afectan a la voz y a la respiración al cantar y eso puede jugar en su contra. Como canción, de 10, de lo más actual, de lo más 'distinto' en un festival como este y más fresco por ahora, de lo poco, además, que podría (también coincide en eso con la italiana) continuar dando guerra en ventas y en radiofórmula. Le favorece además el contenido de la canción, el maltrato, pero no vendido a lo 'lagrima fácil' como el drama rural belga, que anoche, tras dormir al personal, pasó a la historia de las semifinales...

*Completarían mi TOP10... canciones como Suecia, Holanda, Italia y la propia España.
Suecia es la balada hecha por y para el festival, rollito Céline Dion, voz impecable y tema hecho a medida, quizás demasiado para mi gusto, pero reconozco que me encanta, el vestido cocktail de anoche me mató, prefiero a la Sanna 'de cuero' y del videoclip, pero Suecia va a estar en mi opinión muy alta en la tabla.
De Italia me da pánico el directo, es un temazo de estudio, pero la vehemencia al defenderlo le puede pasar factura, demasiada carrera por el escenario, que, en los ensayos, ha hecho que se ahogue por momentos. A favor, su carisma y la calidad SIEMPRE de los temas que aporta Italia al festival. La estética 'romana' renunciando a lo rockero, aunque limpia, tampoco la acabo de asimilar.

*Los tapados de este año... Esas canciones que no parten como favoritas en ninguna encuesta pero que en años como este, de 'indecisión', dan la sorpresa. Para mí quedó demostrado anoche que esa campanada este año la pueden dar 'The Common Linnets' por Holanda (Países Bajos). Complicidad ante la cámara, intimismo, sobriedad, un tema a lo 'Every breath you take' de Police por momentos, estética de videoclip, pareja de músicos con imagen maravillosa a cámara (sobre todo ella a lo Robin Wright con ese punto sixties). Cuidadito con los holandeses este sábado... Cuelo entre los tapados a España por lo visto en los ensayos y por la seguridad que me transmiten el trabajo y la apuesta general de Ruth, aunque mi pronóstico va, para nuestra delegación, entre el optimismo de un séptimo puesto y en el peor de los casos el pesimismo del 10-12º lugar, todo lo demás, a no ser de un séptimo para arriba, lo acogeré con muuuucho desagrado ;) Hay otros temas como el buenrollito suizo o los anfitriones daneses que también podrían escalar puestos sin partir como favoritos.

*Los TOPS habituales lleven lo que lleven y aunque sean incomprensibles...
Aquí podríamos meter a Grecia y Rumanía, temas mediocres a la par y siempre altísimos en puntuaciones, así como la balada de las rusas, que a pesar de parecer no sentarle bien a nadie que pasaran anoche (como se vio) siguen cosechando votos, veremos si con los acontecimientos recientes el voto geopolítico deja de ser eso para Rusia o con 'la excusa sobre la hermandad entre naciones que supone un certamen como Eurovisión' pasaremos el reciente mal rollo por alto... Lo siento de corazón también por Paula y Ovi, pero después de su mítico Playing with fire, su 'milagro' de este año a mí me sabe a poco.

*Las puestas en escena a lo videoclip...
Impresionante lo de Ucrania: ¿Cómo un tema tan (malo) mediocre puede brillar con esa fuerza en el escenario? Ucrania se luce en escena como ya nos tiene acostumbrados y acompañada de una gran realización (menuda realización la de los daneses en general este año, junto con ese ESCENARIO y esos visuales, magnífica producción, por cierto) hace grande una canción que visto lo de anoche podría colar también en el TOP10. Otro tanto con Azebaiyán, que a pesar de estar bastante lejos de lo que hizo su predecesor el año pasado (lo del hombre/mujer espejo ya tiene tufillo, aunque sea encima en un trapecio) consigue una puesta en escena elegante y que llama la atención, las tomas de cámara a lo mirada acróbata a cantante, de cantante a acróbata a lo 'tú a tú' con los fondos de catedral y ciudad me llamaron mucho la atención, más cortita de directo de lo que pensaba, eso sí, la vi con cierta 'desgana'.

*Las sorpresas... Sin duda la clasificación de ayer de San Marino, en detrimento de Albania, por ejemplo, una canción muy especial defendida por una de las mejores voces de esta edición (me recordó al misterio a lo 'Cuarto Milenio' de la no clasificación de Israel el pasado año). Tendremos alguna otra mañana, aunque eso es tema aparte... Creo que (Baccara) Valentina no se lo cree ni ella, saliendo indemne en una de las semifinales que, aunque prometía ser de lo más complicada de los últimos tiempos, por lo vist